Diseño Humano

El Diseño Humano es una herramienta de autoconocimiento muy profunda que te muestra cómo estás diseñado/a genéticamente para convivir con el mundo y cómo funciona tu sistema único de guía interna.

Es una herramienta relativamente nueva, ya que surgió en 1987 a través de su fundador Ra Uru Hu, un físico y empresario canadiense.

Mezcla tanto las sabidurías antiguas como las modernas, pero no es ninguna de ellas.

De las sabidurías antiguas utiliza el I-Ching Chino, el sistema hindú-brahmin de los Chacras, el árbol de la vida y la Astrología tradicional.

De las sabidurías modernas utiliza la física cuántica, la bioquímica y la lectura del código genético.

El Diseño humano registra dos momentos muy precisos en el tiempo. Primero, el momento exacto de tu nacimiento y el segundo, 3 meses antes.

Estos dos cálculos distinguen al Diseño Humano de la astrología tradicional.

El resultado es un gráfico, con 9 centros, 36 canales y 64 puertas, con una variedad de componentes, que según la imprenta del momento de nacimiento, definen a cada ser humano de manera única, con unas características propias que lo diferencian del resto.

De repente, tienes un mapa donde se plasma, de manera muy concreta y precisa, tu esencia.

En él se muestra tu poder y a la vez te abre los ojos a condicionamientos adquiridos que hacen que actúes y vivas como alguien que no eres.

Te guía a volver a ti misma/o, mostrándote tu manera única y correcta de ser y actuar en la vida según tu naturaleza innata.

Recibes un apoyo inmenso al ser consciente de tus propias capacidades y aptitudes que te confirman tus potenciales y de lo que eres realmente capaz.

Realmente es como tener tu propio manual de instrucciones, lo que te aporta un gran autoconocimiento.

También te da paz y aceptación porque logras entender quien eres en realidad.

Te da potenciación porque descubres tus dones innatos que forman parte de ti sin que tengas que forzar nada.

Dejas atrás maneras de actuar o de ser que habías aprendido o te habían enseñado, pero que, en realidad, no tienen nada que ver contigo. 

Te da un gran nivel de entendimiento, compasión y empatía hacia los demás, ya que te hace ser consciente de que todos actuamos por una mecánica innata.

El Diseño Humano te aporta un absoluto respeto hacia tu ser y persona, lo que hace que pongas limites a cosas y personas que antes permitías.

Sientes libertad para ser tú en tu más pura esencia y te da una guía de como facilitar la fluidez para lograrlo.

El Diseño Humano no te pide que creas en nada, sino que te invita a experimentar tu vida con tu propio diseño.  Si no lo experimentas, simplemente se queda en un complejo sistema de información fascinante para entretener a tu mente.